Ciudad de México, México (21 de diciembre 2017).- El gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, informó este miércoles sobre la detención de Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, implicado en la presunta triangulación de recursos públicos a campañas estatales del Partido Revolucionario Institucional (PRI), lo que de acuerdo al diario The New York Times amenaza con llegar a los cargos más altos del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Gutiérrez Gutiérrez fue detenido en Coahuila por elementos de la  Fiscalía General del Estado (FGE) y posteriormente trasladado a la ciudad de Chihuahua según lo confirmó el mismo mandatario estatal por medio de su cuenta de Twitter.

“He sido informado por la Fiscalía General del Estado que se llevó a cabo el cumplimiento de una orden de aprehensión dictada por juez competente en contra de Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, en un operativo conjunto de la Policía Federal y de la Policía Estatal de Chihuahua”, indicó.

El Fiscal de Chihuahua, César Augusto Peniche, informó por la noche que el imputado ya fue ingresado a un penal del estado.

Alejandro Gutiérrez es considerado como el principal operador del ex líder nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, quien habría pactado con los gobernadores de César Duarte Jáquez (Chihuahua), Javier Duarte de Ochoa (Veracruz) y Egidio Torre Cantú (Tamaulipas) el desvío de recursos públicos para las campañas del tricolor en 2016.

“El ex directivo, Alejandro Gutiérrez, es uno de los aliados del presidente mexicano que están bajo sospecha de participar en un esquema de malversación para impulsar las posibilidades de su partido en un momento de profunda insatisfacción con el gobierno, de acuerdo con ex funcionarios vinculados al plan y cientos de páginas de documentos revisados por The New York Times”, informó el diario.

“El arresto de Gutiérrez, un veterano político que en ese momento era el secretario del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), es parte de una investigación cada vez más amplia sobre la enorme corrupción sucedida bajo el mandato del anterior gobernador del estado de Chihuahua. El gobernador era un amigo cercano del presidente de México y una estrella en ascenso del PRI antes de que huyera a Estados Unidos para evitar los cargos de corrupción”, agregó.

Pero la investigación se está extendiendo y amenaza con llegar a los cargos más altos del gobierno, según el testimonio de los ex funcionarios del estado y los registros financieros revisados por The New York Times.

Gutiérrez está siendo investigado en relación a lo que los ex funcionarios definen como un plan nacional para canalizar decenas de millones de dólares del dinero público para ayudar a los candidatos del PRI en las elecciones para gobernador de 2016.

El dinero se envió a estados con gobernadores cercanos dentro del partido. Luego, esos funcionarios crearon una serie de contratos gubernamentales con compañías falsas que finalmente devolvieron el dinero para que fuera usado en las campañas, según el testimonio y los registros consultados. En ese momento, los principales funcionarios del PRI estaban preocupados por perder las elecciones estatales en junio de 2016.

Los ex funcionarios estatales dicen que el patrón de malversación de fondos para financiar las elecciones se produjo en varios estados donde el PRI temía perder el control.

Los documentos revisados por The New York Times se centran en gran medida en el esquema de malversación en Chihuahua.

Según los registros, millones de dólares del gobierno federal fueron transferidos en enero de 2016 al estado con el propósito de ser utilizados en el sector educativo.

Con información de Agencia Quadratín