humberto-moreira-foto-quadratin-michoacan-archivo5-770x392

Ciudad de México, México (7 de noviembre de 2017).- La Clínica de Derechos Humanos (CDH) de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas, en colaboración con el Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios de Coahuila, redactó un informe basado en el análisis de las declaraciones de testigos en tres juicios federales en los Estados Unidos en donde se relaciona a servidores públicos y funcionarios de alto nivel como el ex mandatario y actual gobernador Humberto Moreira y Rubén Moreira con el crimen organizado.

El estudio se denomina ‘Control…Sobre Todo el Estado de Coahuila’, es un análisis de testimonios en juicios contra integrantes de un grupo criminal en San Antonio, Austin y Del Rio, Texas, y puntualiza el documento que este informe no representa la posición oficial de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas, y los puntos de vista presentados solo son las opiniones de las y los autores individuales y de la Clínica de Derechos Humanos.

Entre el 2013 y el 2016, integrantes de un cártel fueron juzgados en tribunales en Austin, San Antonio y Del Rio, Texas por asesinato, conspiración para importar drogas y armas y lavado de dinero. Estos juicios dieron a conocer nueva información y corroboraron información que ya había sido documentada sobre las operaciones y abusos a derechos humanos cometidos por esa organización criminal.

Los testimonios de las experiencias personales de ex integrantes del cártel y familiares de las víctimas “permiten un mejor entendimiento sobre la grave situación en Coahuila y proporcionan detalles sobre la estructura y los integrantes.

Incluso, muestran los nexos entre el cártel y funcionarios e instituciones públicas”, refiere el escrito.

Después de analizar los testimonios, la Clínica ha determinado dos conclusiones principales: (1) El cártel cometió numerosos abusos a los derechos humanos con impunidad; y (2) las instituciones y funcionarios públicos tuvieron un papel, ya sea por acción u omisión, en la comisión de estos abusos.

Los testimonios describen el carácter y el grado de influencia de los criminales sobre funcionarios e instituciones municipales y estatales. “Pagaron sobornos e integraron a la policía en su jerarquía para garantizar que el cártel pudiera continuar con sus operaciones ilícitas sin resistencia alguna.

Sin embargo, no solo influyeron sobre policías municipales o estatales de bajo rango; los testigos relatan que el control se extendió a jefes de la policía municipal, procuradores estatales y federales, centros penitenciarios estatales, sectores de la Policía Federal y del Ejército mexicano y a políticos estatales”, detalla el estudio.

“Varios testigos hicieron declaraciones sobre sobornos de millones de dólares pagados a Humberto Moreira y a Rubén Moreira, el anterior y el actual gobernador de Coahuila respectivamente, a cambio del control total del estado”, precisa sobre los mandatarios.

Según los testimonios, la influencia de los criminales sobre el estado de Coahuila en todos los niveles de gobierno les permitió llevar a cabo sus negocios a lo largo del estado con impunidad y, a menudo, con el apoyo directo de funcionarios públicos y policías estatales y municipales.

Con información de Agencia Quadratín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s