UN-MES-DEL-SISMO-Álvaro-Obregón-Condesa-Roma-daños-por-19S-FLORES-MEMORIAL-FOTOS-Francisco-Gallangos-12-768x391

Ciudad de México (27 de octubre de 2017).- El terremoto del 19 de septiembre ocasionó la muerte de 30 padres o madres de familia de menores de edad, informó el director del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia, Gamaliel Martínez Pacheco, en entrevista con Quadratín.

“Del total de papás que fallecieron fueron 30, cinco de Benito Juárez, de ahí dos mujeres son del edificio de Prolongación Petén y Zapata”, aseguró.

“De Coyoacán son cuatro personas fallecidas, tres mujeres y un hombre en diversos inmuebles; en Cuauhtémoc son 17 personas fallecidas, 11 de esas 17 son del edificio de Álvaro Obregón 286; tres mujeres y ocho hombres; de Tlalpan son cuatro personas fallecidas, son cuatro mujeres en el colegio Enrique Rébsamen, eran personas que se dedicaban a una actividad doméstica”, agregó.

Martínez Pacheco también habló sobre los niños que perdieron a su papá o a su mamá, son 45, de los cuales 16 son niñas en rango de 0 a 11 años, 18 niños en el mismo rango, y 11 adolescentes de 12 a 17 años, de los cuales seis son mujeres y cinco hombres.

Los 45, junto con las dos niñas que quedaron en total orfandad forman parte del programa Reconstruyendo Familias, operador por el DIF que se ha enfocado en dar atención alimentaria, médica, jurídica y psicológica.

Respecto a esta última, se ha enfocado en monitorear el trauma post sísmico y darles terapia tanto a los menores afectados por perder tanto a sus padres, como a los que perdieron sus casas,  que suman 194.

El director del DIF refirió que han encontrado padecimientos como síntomas de sueño, vértigo, hipervigilancia, sensación de impotencia, miedo, retraimiento, falta de concentración, irritabilidad, enojo y escenas retrospectivas con recuerdos de lo que sucedió el 19 de septiembre.

Junto con el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (Unicef) y una organización no gubernamental crearon espacios amigables donde a través de actividades lúdicas o narrativas los menores cuentan cómo se sintieron el día del terremoto.

Los niños de corta edad dibujan su casa destruida, los de siete años o más lo platican o lo escriben y así los especialistas identifican los posibles traumas.

En las terapias grupales también participan los papás y las mamás que expresan sus inquietudes y lo que sienten, mientras los especialistas platican cómo superar ese duelo por problemas físicos o emocionales y sugieren a adultos mecanismos de seguridad para transmitirle seguridad a sus hijos.

Con información de Agencia Quadratín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s