CIUDAD DE MÉXICO (20 de julio de 2017).- La muerte del cantante Chester Bennington, vocalista de la banda Linkin Park, cimbró al mundo musical este jueves.

Se hace un tema más sensible porque estamos hablando de un posible suicidio, en su casa, de una persona que –podríamos considerar- tenía todo en sus manos para ser feliz. Y no es el único caso en los espectáculos: hace apenas dos meses despedíamos a Chris Cornell, quien decidió quitarse la vida en la habitación de un hotel tras presentarse en concierto.

Justamente, hoy Chris cumpliría 53 años. Y Bennington era amigo muy cercano a Cornell, tanto que fue padrino de sus hijos. Durante su funeral, Chester le cantó ‘Hallelujah’ para despedirlo.

“Tú me inspiraste de muchas formas que nunca sabrás”, le dijo entonces. “Tu talento era puro e incomparable. Tu voz era alegría y dolor, enojo y perdón, amor y dolor de cabeza, todo atrapado en uno”.

Se acompañaron también en conciertos. Fue así que en el 2008, compartieron el escenario del Anfiteatro de Atlanta en su llamado “Projekt Revolution”.

Chester, o Charles como era llamado en casa, no era hombre de un solo talento. Era compositor también, así como actor en algún punto de su vida. Pero en la música hizo de todo, hasta covers insospechables.

Esto fue grabado el 4 de julio del 2011 durante el Apple Music Festival de Hamburgo en Alemania, cuando la moda por Adele nos hizo escuchar “Rolling in the Deep” mil y un veces en la radio. Pero el timbre agudo de Chester le dio un toque mucho más profundo y algo oscuro.

Linkin Park fue una banda que hizo cantar al mundo durante 21 años. Y durante todo ese tiempo, fueron muchos los grupos y artistas que les hicieron mancuerna, en estudio y en vivo.

 

 

Lo más significativo del talento de Chester era el tono de voz, agudo pero desgarrador. Eso lo aprovechaba cada vez que podía, y más lo disfrutaba en un estudio de grabación. Así, se colocó en el puesto 46 de la lista de los 100 mejores vocalistas de metal de todos los tiempos según la revista Hit Parader.

Del 2000, año en la que fue lanzado “Hybrid Theory”, a la fecha, sus álbumes han logrado vender 60 millones de copias. Además, se hicieron acreedores a múltiples premios de la industria, entre ellos dos Grammy.

Sin embargo, su vida no fue simple. En una entrevista del año pasado, él fue quien confesó haber sido víctima de abuso por parte de un adulto cuando solo tenía 7 años. Tal vez, ese fue el pretexto que años más adelante lo llevó al desmedido consumo de alcohol y drogas.

“Tomaba 11 dosis de ácido al día. Estaba tan metido en el ácido que me sorprende aún ser capaz de hablar. Fumaba montones de crack, consumía un poco de metanfetamina y me dedicaba a sentarme allí y freakear. Entonces fumaba opio para bajar. Pesaba menos de 50 kilos, y mi madre me dijo que parecía que acababa de salir de Auschwitz”.

También y tal vez esa sea la razón por la cual, durante el último año de su gira con Linkin Park, se negó a interpretar “Breaking the habit”, uno de sus temas más conocidos. Fue su co-vocalista y gran amigo, Mike Shionda, quien escribió la letra de la canción.

“Cuando Mike escribió esta canción dije: Juro por Dios que escribió esta canción acerca de mí”

“I don’t know what’s worth fighting for

Or why I have to scream

I don’t know why I instigate

And say what I don’t mean

I don’t know how I got this way

I’ll never be alright

So I’m breaking the habit

I’m breaking the habit tonight…”

No fue sencillo salir de donde estaba. Cuando era muy chico, a los 9 años, sus padres se divorciaron, por lo que estuvo cambiando de casa de forma constante a pesar de que la custodia se la quedó su padre. Fue entonces, en la adolescencia, que inició el consumo de mariguana, LSD, metanfetaminas, y alcohol.

Ahora, Chester deja seis hijos de dos matrimonios, así como pendiente el proyecto de una gira por Estados Unidos tras el lanzamiento de “One More Ligth” que, en solo dos meses, ha conseguido vender más de 100 mil copias.

Como fans del rock y de Linkin Park, lo mejor que podemos hacer es no olvidar su legado, sus canciones, sus letras, y el talento que nos acompaña siempre que le damos click a esa canción.

Por la Redacción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s