lucero sánchez

Ciudad de México, México (26 de junio de 2017).- La exdiputada Lucero Guadalupe Sánchez López, no sólo mantenía una relación sentimental con Joaquín “El Chapo” Guzmán Lorea, sino que también formaba parte de una fracción del líder del cártel de Sinaloa y dirigía una de sus redes financieras que movían cientos de miles de dólares, esto de acuerdo con documentos del Departamento de Justicia de Estados Unidos (USDOJ).


Una investigación difundida en el Semanario Ríodoce, precisa que de acuerdo con el expediente 17MJ2036, radicado en una corte federal del Distrito Sur de California, Sánchez López fue identificada mediante una red de comunicaciones que habría sido intervenida por el Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos (HSI) y de la que la exlegisladora formaba parte.

La información indica que esa red monitoreada por agentes del HSI, que a su vez eran informados por elementos infiltrados dentro del Cártel de Sinaloa, siguieron durante meses el sistema de comunicaciones de Guzmán Loera, y quienes tras identificar un mismo mensaje salido de la zona donde se encontraba el capo.

“Los agentes lograron establecer que los mensajes eran reenviados a diferentes teléfonos celulares y radios satelitales en distintas zonas, primero por gente que formaba parte del primer anillo de seguridad del capo, para después ser reenviados a “secretarias” de segundo y tercer rango, hasta finalmente llegar al destinatario final”, precisa la investigación del Semanario sinaloense.

Al descifrar esta forma de comunicación, se dio con un personaje identificado con el pseudónimo de “Piedra”, que aparentemente era el alias que Lucero Sánchez López utilizaba para comunicarse con el resto de la red, incluyendo al “Chapo”, detalla el documento de nueve páginas, fechado el 22 de junio pasado, un día después de que la exlegisladora fuera detenida.

Fue por ello que cuando Lucero Guadalupe intentó cruzar al vecino país del norte, el agente migratorio notó que la visa estaba cancelada, y que la exlegisladora era acusada por el gobierno estadounidense por tráfico de droga y lavado de dinero y se procedió a su arresto inmediato.

En el reportaje se precisa que la noche de su detención, Lucero Guadalupe durmió en una celda del Metropolitan Correctional Center, prisión de mediana seguridad localizada en el centro de San Diego.

Ante el juez, la exlegisladora declaró que no tenía dinero para solventar un abogado privado, por lo que se le designó un defensor de oficio para su caso, fijando para el próximo 29 de junio la fecha para la primer audiencia, en donde se le preguntará si se declara inocente o culpable.

Redacción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s