Skip to content

Trump firmó  orden ejecutiva para levantar el muro con México

 

Washington, Estados Unidos (25 de enero de 2017)-.  El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha firmado hoy una orden ejecutiva para destinar fondos federales a la construcción del muro con México durante una ceremonia celebrada en el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés).

Donald Trump Holds Rally At Grand River Center
Donald Trump, president and chief executive of Trump Organization Inc. and 2016 Republican presidential candidate, speaks during a rally at Grand River Center in Dubuque, Iowa, U.S., on Tuesday, Aug. 25, 2015. President Barack Obama’s top business ambassador dismissed Trump’s call for a wall along the Mexico border, saying the U.S. is focused instead on expanding business with one of its biggest trade partners. Photographer: Daniel Acker/Bloomberg via Getty Images

Trump también ha firmado otra orden negar los fondos federales a las llamadas “ciudades santuario”, donde las autoridades se niegan a detener a inmigrantes indocumentados para su deportación.

De este modo, se suprimirán fondos federales a las ciudades que se nieguen a proporcionar a las autoridades federales información sobre el estatus migratorio de las personas que detienen, entre las que se incluyen Chicago, Nueva York y Los Ángeles.

Horas antes, Trump ya había adelantado que tomaría sus primeras medidas en materia de seguridad nacional este miércoles, entre ellas la construcción del muro. “Mañana será un gran día para la seguridad nacional.

Entre muchas otras cosas, ¡construiremos el muro!”, afirmó el magnate a través de su cuenta personal de Twitter.

Horas más tarde, en una entrevista con la cadena ABC ha vuelto a decir que “se empezará a construir el muro tan pronto como físicamente sea posible, probablemente, en meses”. Además, ha repetido que “México pagará completamente por el muro”.

El anuncio coincide con la presencia en Washington del ministro mexicano de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, quien prepara una visita del presidente Enrique Peña Nieto, prevista para el fin de enero.

El ministro mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, también se encuentra en Washington, y al embarcar rumbo a Estados Unidos dijo a la prensa que “hay clarísimas líneas rojas que se tienen que pintar desde el principio”.

Consultado sobre si México abandonaría las conversaciones si el muro o las remesas están en la agenda, Guajardo respondió: “totalmente”.

Desde la campaña electoral, Trump ha convertido a México en enemigo exterior de Estados Unidos y en esta batalla, la capacidad de movimiento del país del sur es limitada.Manda el 80% de sus exportaciones a Estados Unidos y el intercambio bilateral asciende a 500.000 millones de dólares anuales.

Trump ya logró frenar la expansión de empresas de su país al sur de la frontera, entre ellas los mayores productores de automóviles, General Motors y Ford.La mano dura con la inmigración fue una de las promesas que llevaron a Trump a la Casa Blanca con una inesperada victoria el pasado 8 de noviembre frente a la demócrata Hillary Clinton.

Trump prometió levantar un muro a lo largo de toda la frontera con México y pasar la factura a ese país latinoamericano, así como deportar a los 11 millones de indocumentados que se estima viven en Estados Unidos, aunque más tarde redujo esa cifra.

El presidente estadounidense también se mostró partidario de terminar con el programa de refugiados y sugirió prohibir la entrada a personas provenientes de países musulmanes.

Agencias

 

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: