portada-pgr

Ciudad de México, México (3 de octubre de 2016).- Uno de los presuntos asesinos de la ciudadana española María Villar Galaz fue detenido, luego de que un juez otorgara la orden correspondiente, informó el subprocurador de Investigación en Delincuencia Organizada, Gustavo Rómulo Salas Chávez, quien aseguró que existen pruebas directas que establecen su participación.

El funcionario precisó que en este secuestro y posterior homicidio hay más implicados.

En conferencia de prensa, el titular de la SEIDO dio los pormenores de los hechos ocurridos el pasado 13 de septiembre cuando ocurrió el plagio, aproximadamente a las 21:20 horas cuando la mujer, que trabajaba en una empresa ubicada en Santa Fe, salió de las instalaciones de una plaza comercial para dirigirse a su domicilio en la colonia Polanco.

Para ello, abordó un vehículo que simulaba hace base en las inmediaciones de ese centro comercial. A bordo del vehículo, la sobrina de Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol, se comunicó con su familia para avisar que iba de camino a su casa, sin embargo unos metros adelante, una segunda persona abordó el automóvil, provocando la sorpresa y alerta de la víctima, quien intento descender de la unidad y forcejeó con la segunda persona.

A pesar de esto, la mujer fue inmovilizada con un aparato de descargas eléctricas y sometida violentamente por los dos sujetos, uno de ellos el chofer que viajaba con ellos, posteriormente la esposaron y la condujeron hacia el Estado de México.

El chofer se encaminó por la carretera libre hacia Toluca, haciendo una escala en un cajero automático ubicado en Boulevard Aeropuerto, después de haber despojado de sus pertenencias a la víctima y de obligarla a revelarle el número de nip de su tarjeta bancaria, hicieron una primera disposición en efectivo. Más adelante, los captores siguieron su ruta rumbo a Santiago Tianguistenco, donde mantuvieron en cautiverio a la víctima.

Al día siguiente, 14 de septiembre los secuestradores se comunicaron con la familia de Villar Galaz, solicitando el pago de un rescate, por lo que el cónyuge de la victima solicitó el apoyo de la Policía Federal y destacó que el procedimiento de manejo de crisis e interacción con los personajes se apegó, en todo momento, a los protocolos de procedimiento para estos casos, por lo cual se obtuvo una prueba de vida de la víctima y se acordó un rescate sustancialmente menor al exigido.

El titular de la SEIDO indicó que se efectuó un pago en un punto de la zona oriente de la Ciudad de México donde los secuestradores realizaron una segunda disposición en efectivo en un cajero bancario cercano al lugar.

Después del pago del monto acordado por el rescate, los secuestradores proporcionaron una segunda prueba de vida de Villar Galaz se encontraba con ellos, sin embargo, posteriormente los delincuentes interrumpieron la comunicación y la asesinaron, arrojando su cadáver a un paraje en la misma zona en donde estuvo secuestrada.

El 15 de septiembre la SEIDO recibió información de la Policía Federal por lo que inició la carpeta de investigación correspondiente recabando para ello, la declaración del esposo de la víctima y la de un testigo, el mismo día fue reportado el hallazgo de un cuerpo de persona desconocida en el municipio de Santiago Tianguistenco y llevado al anfiteatro de la Ciudad de Toluca en donde el 20 de septiembre fue identificado por sus familiares.

Dijo que la aplicación de técnicas de control policial, previstas en la ley, fue fundamental para la ubicación de los presuntos responsables, así como el uso de cámaras de seguridad y otros elementos para la detención de Saúl “N” en el Estado de México.

Redacción