Ciudad de México (19 de julio de 2016).- El presidente Enrique Peña Nieto pidió perdón por el escándalo que sufrió junto a su familia por la “Casa Blanca“, ya que dijo, vivió en “carne propia” lo dañina que resulta la corrupción.

Peña Nieto tomó la palabra antes de firmar la promulgación del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), y “perdón” por toda la polémica que desató el asunto de la Casa Blanca, al asegurar.

“Reconozco que cometí un error, no obstante que actué conforme a la ley. Este error afectó a mi familia, lastimó la investidura presidencial y dañó la confianza en el Gobierno. En carne propia sentí la irritación de los mexicanos, la entiendo perfectamente”.