Ciudad de México (10 de julio de 2016).- La hija de un célebre delincuente, Ian Huntley, conocido como el asesino de Soham, dijo que descubrió la identidad de su padre después de hacer una investigación para un proyecto de la escuela cuando tenía 14 años.

Para una clase, Samantha Bryan, que ahora tiene 18 años, fue asignada para investigar los “crímenes notorios” en relación a su ciudad Grimbsy, en el norte de Inglaterra.

Sólo cuando Google dio a conocer una foto de ella y su madre se dio cuenta de que Bryan su padre fue la causa donde murieron dos niñas de 10 años de edad, Holly Wells y Jessica Chapman, informó el Telegraph.

“Fue como recibir un golpe en el pecho”, dijo Bryan. “Empecé a temblar, no pude contener las lágrimas”.

Huntley fue condenado en 2002 por el asesinato de los dos colegialas en Soham, en el condado de Cambridgeshire Inglés, y le dieron dos cadenas perpetuas.

Las dos niñas desaparecieron el 4 de agosto de 2002, y después que la policía de Inglaterra lanzara una búsqueda, sus cuerpos fueron encontrados 13 días después, el 17 de agosto.