Ciudad de México (1 de julio de 2016).- BMW no se quiso quedar atrás de Google, con la construcción de su coche autónomo, por lo que se alió con Intel para desarrollar el propio.

El fabricante alemán de vehículos pretende tenerlo listo para el año 2021 y para hacerlo se ha aliado con Intel, y el fabricante de microprocesadores será el encargado de dar todo el poder de procesamiento que permita al coche moverse sin la necesidad de un humano.

BMW planea que sus coches autónomos sean eléctricos, y en realidad lleva años trabajando en las tecnologías necesarias para lograr este fin. Lo cual era de esperarse, dado que desarrollar un coche autónomo desde el inicio en apenas cinco años es, básicamente, imposible.

 

A %d blogueros les gusta esto: