unnamed

Ciudad de México, México ( 30 de junio de 2016).- Un nuevo conflicto familiar entre los Guzmán Loera y los Beltrán Guzmán tiene en jaque la zona serrana de Badiraguato, Sinaloa algunos pobladores auguran que el verde de la sierra se teñirá de rojo por la sangre de los caídos y las detonaciones de los enfrentamientos romperán la tranquilidad del corazón del Triángulo Dorado y del estado.

Los protagonistas de esta guerra son Aureliano Guzmán Loera, “El Guano”, hermano de Joaquín, “El Chapo“, Guzmán y Alfredo Beltrán Guzmán, “El Mochomito”, sobrino nieto de los primeros e hijo de Alfredo Beltrán Leyva, “El Mochomo”.

unnamed-2

Uno de los puntos cruciales se vivió hace unos días cuando un comando encabezado por Beltrán Guzmán ingresó al poblado de La Tuna, cuna y fortaleza del líder del Cártel de Sinaloa, a buscar a su tío.

Los sicarios del menor alertaron a los habitantes de la zona de que se avecinaba un enfrentamiento y que “correría mucha sangre”. De acuerdo a testimonios: “tomamos alguna ropa y nos arrancamos a la cabecera de Badiraguato y otros pa` Culiacán”.

Al menos 300 familias huyeron. 

“Nosotros veíamos por la carretera todas esas familias bajar, en ese momento no comprendíamos que se estaban agarrando a chingazos allá arriba”.

unnamed-6

Las tres camionetas que ingresaron a La Tuna abrieron fuego al aire y una de las casas en las que presuntamente se encontraba “El Guano”.

“También les tumbaron el Internet y el teléfono para que no tuvieran comunicación y no se enterarán de lo que pasaba”, relatan.

Durante algunos minutos hicieron la búsqueda y al percatarse de que no estaba en el lugar… fueron al corazón del pueblo: la casa de Consuelo Loera, madre de El Chapo Guzmán.

“Los plebes han de ser de buen corazón, ellos iban a buscar al “Guano”, la señora no tenía la culpa…Han sido otros los que buscan al tío matan a la señora, pero los que venían eran sus nietos, porque doña Consuelo los vio desde chiquito”, comentan.

Los armados pidieron a la señora dos cuatrimotos y una camioneta, vehículos que fueron entregados inmediatamente y con los cuales huyeron.

De acuerdo a los abogados de “El ChapoGuzmán, la madre del líder del Cártel de Sinaloa, fue sacada de La Tuna para llevarla a otro sitio y salvaguardar su integridad.

unnamed-3

Por su parte, el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, aseguró que este es una herencia de venganzas familiares, por lo que reforzó la seguridad de la zona serrana.

“Tenemos un problema de rivalidad delincuencial, un problema de décadas porque se dedican a actividades del narcotráfico y hay herencias malditas entre familias. En lo que resta del año, mantendremos la coordinación que hemos tenido con la federación, el Ejército y la Marina. Vamos a dar una respuesta contundente a estos últimos hechos que se han presentado”, dijo.

 

El Nuevo Origen.

En abril de 2015, fue asesinado Ernesto Guzmán Hidalgo, medio hermano de Joaquín, “El ChapoGuzmán Loera; padre de Patricia Guzmán  Núñez, quien estuvo casada con Alfredo Beltrán Leyva, “El Mochomo”.

De acuerdo a los pobladores “El Guano” mandó matar a su medio hermano, Ernesto, porque éste “no era confiable para la estructura”, al lado de muerto también cayó Raúl Astorga.

unnamed-4

Por este hecho Alfredo Beltrán Guzmán, “El Mochomito”, busca abatir a su tío, Aureliano.

“Son los nietos lo que andan peleados con el tío porque les mató al abuelo. Es el hijo del Mochomo. La mamá de ese muchacho es esposa de Alfredo y quiere vengar al abuelo”, detallan.

Las historias de traiciones y venganzas entre ambas familia datan desde hace varios años, las más significativas por sus repercusiones fueron: en 2008, la detención de Alfredo Beltrán Leyva, “El Mochomo”, de quien se presume “El ChapoGuzmán estuvo tras la captura.

En respuesta sus hermanos Héctor y Arturo Beltrán Leyva mataron al hijo de Guzmán Loera, Édgar, en una plaza pública de Culiacán, hecho por el que devino la más grande ola de asesinatos del país.

 

Sin regreso y sin clases

A los pocos días de la irrupción del comando armado que buscaba a El Guano, el Ejército tomó la seguridad de la zona serrana, mientras que la Policía Estatal patrulla constantemente las carreteras de Sinaloa.

Sin embargo, los estragos aún están presentes pues únicamente el 20 por ciento de las familias han regresado a sus hogares, además de que se suspendieron las clases en 12 comunidades.

El alcalde de Badiraguato, Mario Valenzuela López, confió en que el próximo mes regresen todos los habitantes y para demostrar que las cosas están en paz, ha realizado recorridos en la zona acompañado únicamente de dos policías y su secretario particular.

“Tengo la fe y la esperanza de que de aquí a unos 15 o 20 días tengamos arriba del 50 por ciento de las familias que huyeron. Hay un cierto grado de incertidumbre, de desconfianza porque nos dicen: `Así como nos dijeron que nos saliéramos, estamos esperando que nos avisen que nos retornemos´”, comenta.

El secretario de Educación Pública de Sinaloa, Gómar Monárrez, informó que la semana pasada se suspendieron las clases en 20 escuelas de 12 comunidades afectando, aproximadamente, a 130 familias.

Asimismo, indicó que estos hechos de violencia obligarán al estado a crear protocolos de seguridad en las aulas para salvaguardar la integridad de los menores y profesores.

“Nos agarró por sorpresa este evento non grato. De tal manera que es una enseñanza para que en el futuro programemos medidas de prevención, protocolos que vayan orientados a la seguridad”, afirmó.

El jueves 23 de abril, Sinaloa vivió su jornada más violenta durante el sexenio de Mario López, al caer 17 personas en diversos puntos del territorio por estas rencillas.

“Fue el día más violento de mi sexenio. El mayor número de muertos, pero no nos vamos a quedar con los brazos cruzados ni vamos a dejar que nos manchen el enorme esfuerzo que hemos hecho”, aseguró el gobernador.

 

La calma de La Tuna

Al llegar a La Tuna, cuna y fortaleza de “El Chapo“, te recibe el Salmo 34:13:16: “Guarda tu lengua del mal y tus labios de hablar engaño. Apártate del mal, y haz el bien; busca la paz, y síguela. Los ojos de Jehová están sobre los justos, y atentos sus oídos al clamor de ellos. La ira de Jehová contra los que hacen en mal”.

El pueblo está en calma, en paz. Solo se escucha el mugir de las vacas flacas y algunos pocos vehículos que transitan por la terracería. En el mecánico local está una camioneta negra Grand Cherokee con algunos impactos de bala y una casa con el techo quemado de la tarde que fueron a buscar a “El Guano”.

En el corazón de La Tuna está la casa de Consuelo Loera, madre de “El Chapo“, que destaca por sus dimensiones y su color rosa. El patio está limpio y en el cuarto de lavado hay unas bolsas de jabón Ariel abiertas y unos galones de Suavitel.

En la entrada hay un pequeño letrero arriba de la puerta café que dice: “Cristo viene ¿Estás Preparado? En el fondo hay unas sillas de plástico con el nombre de “Consuelo” de color rosa.

En la casa también destaca por las antenas parabólicas y una vertical de al menos siete metros que emerge del centro de la casa. En el patio trasero hay un kiosco que da al cerro de La Tuna desde donde se ve la residencia de “El ChapoGuzmán conocida como El Cielo. El único acceso es un recorrido de una hora a pie.

A 500 metros de la casa de doña Consuelo, en el poblado de La Palma, se encuentra la casa de “El Mochomo”, que tiene forma de herradura y de acuerdo a los vecinos está abandonada desde hace varios años.

Ésta también tiene un kiosco en el centro del hogar y algunas imágenes de la Virgen de Guadalupe. A pocos metros de la entrada principal un letrero que dice: “¡Tu hogar hay que cuidar o algo podrá pasar!”.

Los recorridos de los militares y la policía estatal son constantes para evitar otro encontronazo entre las familias. Por ello, el gobernador Mario López, buscará reunirse con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para solicitarle más elementos.

Sin embargo, los grupos criminales están haciendo lo propio con los hombres de las regiones para la guerra que se viene…”Allá en Soyatita están espantados porque quieren venir por los hombres para ayudarles a pelear y anda la plebada asustada”.

 Samuel Alexis