Ciudad de México (13 de junio de 2016). – Los actos sexuales entre los seres humanos y animales, aunque se de manera “parcial”, ahora son legales en Canadá, según dictaminó el pasado jueves 9 de junio la Corte Suprema de ese país.

En una decisión inesperada, absolvieron a un hombre que estaba siendo juzgado por violar a sus propias hijas por el cargo de “bestialidad”; el hombre habría “untado mantequilla de maní en los genitales de sus víctimas mientras que el perro lamía a su familia, él filmó el acto”.

Por siete votos contra uno, los jueces decidieron que a los seres humanos se les permita tener contacto sexual con animales si no hay “penetración”. En su decisión, el tribunal dictaminó que la ley actual, no define claramente lo que se considera bestialidad en el país.

Según lo informado por The Independent, la Suprema Corte entiende que “en esencia, la penetración es un acto que determina el delito”.  El sujeto había sido condenado a 16 años de prisión. La solicitud de anulación de dicha queja fue un intento de reducir la pena.

La jueza Rosalie Abella, fue la única de votar en contra, dijo que “los actos sexuales con animales son inherentemente de un desvío, incluso si no hay penetración”.

La decisión enfureció a los activistas por los derechos de los animales: “A partir de hoy, la ley canadiense da a los abusadores permiso para utilizar animales para su propia satisfacción sexual”, aseguró un portavoz.