Ciudad de México (11 de mayo de 2016).-  El chofer del servicio privado de Uber, Diego Vargas Méndez, obtuvo una formal prisión con sede en el Reclusorio Preventivo Norte, por su presunta responsabilidad en el delito de violación agravada, según dictaminó el juez Séptimo Penal.

La víctima salió de un bar de la calle Tamaulipas, colonia Condesa y ocupó la parte trasera, donde se quedó dormida; al despertar, el conductor detuvo la marcha, sin que ella se diera cuenta de las calles donde ocurrieron los hechos; el chofer bajó de la unidad, abrió la puerta y sujetó de un brazo a la ofendida para aventarla sobre el mismo asiento para abusar de ella, informó la Procuraduría capitalina.

El agresor continuó el viaje y trasladó a la afectada a su domicilio donde la despojó de su bolsa, la bajó y se dio a la fuga.

El chofer de Uber será enjuiciado mediante procedimiento ordinario, luego de que las evidencias presentadas por la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

El imputado fue detenido en la calle Madrid, colonia Jalapa, delegación Iztapalapa, por elementos de la Policía de Investigación (PDI), en cumplimiento de la orden de localización y presentación girada por el agente del Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales.