Ciudad de México, México ( 08 de mayo de 2016)-. La empresa Uber aseguró que colabora con la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México en la investigación por una supuesta violación  a una clienta ocurrida el  lunes dos mayo.

 “Tomamos con mucha seriedad este tipo de acusaciones por lo que hemos desactivado de la plataforma al conductor. Nuestros pensamientos están con la joven involucrada y su familia. Estamos trabajando de cerca con las autoridades para asistirlas en las investigaciones”, aclaró la empresa en un comunicado enviado a www.irvingpineda.com

irving pineda uber

Un chofer de la plataforma identificado como Diego es acusado de los delitos de violación y robo a una usuaria.

La supuesta violación  se registró  en la colonia Condesa de la delegación Cuauhtémoc.

Los hechos ocurrieron cuando una mujer de 23 años pidió el servicio de Uber al salir de madrugada de un bar que se ubica en la calle de Tamaulipas, durante el viaje, el conductor de Uber, se detuvo y abusó sexualmente de la mujer y tras lo ocurrido la bajó del automóvil y se quedó con su bolsa.

En tanto, un  juez penal, aceptó la denuncia el pasado 4 de mayo y el presunto agresor de 34 años se encuentra en el Reclusorio Norte donde se prevé le dicten auto de formal prisión.

El gerente de bar reconoció al chofer de Uber que habría violado a la joven.

En 2014, un chófer de Uber fue denunciado en Nueva Delhi, India de violación a una usuaria, tras la acusación el servicio fue prohibido.

 

Redacción