Ciudad de México (3 de mayo de 2016).- Un vuelo de Aeroméxico de Chicago con destino a la Ciudad de México, tuvo que aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Houston debido a que un pasajero de 88 años falleció en pleno vuelo.

“Todo el mundo iba dormido, pero aproximadamente a las 2:15 a.m. encendieron las luces del avión para solicitar un doctor a través del altavoz, porque había una emergencia médica”, dijo Fernando Del Río, un pasajero que iba a bordo del vuelo de Aeroméxico.

Este pasajero dijo que nadie les informo que el señor había perdido la vida hasta después de bajar del avión; mencionó que tuvieron que salir a un “lado del cadáver”, por lo que muchas personas se indignaron porque “no era necesario que los niños vieran la escena”.

Un médico que venía a bordo trató de reanimarlo, pero sus esfuerzos fueron infructuosos y el hombre fue pronunciado muerto en pleno vuelo.