Ciudad de México (22 de abril de 2016).- Alrededor de las diez de la mañana de este viernes, en las inmediaciones del poblado de Santa María Mazatla, cerca de la gasolinera Las Manzanas, en el municipio de Jilotzingo, fue asesinado a balazos el presidente municipal, Juan Antonio Mayen.

En el atentado también murió uno de sus escoltas y dos más quedaron heridos de bala; dicho evento criminal sucedió sobre la carretera que conduce a Jilotzingo, la Naucalpan-Ixtlahuaca.

Carlos Magallán y Omar Calzada, fueron los escoltas que murieron en el lugar junto con el alcalde, quienes se encontraban a bordo de una camioneta tipo Suburban.