San Felipe, B.C. (28 de Diciembre de 2015).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, atendió el varamiento de una ballena jorobada sin vida, durante recorrido de inspección y vigilancia marítimo, al interior del polígono de la Vaquita Marina en la Reserva de la Biosfera del Alto Golfo de California y Delta del Rio Colorado, Baja California.

Durante el recorrido y en atención a una denuncia hecha a Profepa, se localizaron los restos de la ballena jorobada, la cual se encontraba enmallada de su aleta caudal y presentaba un avanzado estado de descomposición.

Personal de la SEMAR constató que al interior del polígono de protección y zona de influencia del Alto Golfo de California, no existen redes abandonadas ni “sembradas”, debido a que durante la colocación de hidrófonos (sistema para monitorear y contabilizar a la vaquita marina) se verificó que no hubiera este tipo de trampas en la zona de protección.

El cuerpo del ejemplar (hembra de 12 metros de largo) fue ubicado, pero debido a sus dimensiones, características del enmallamiento, así como las condiciones de fuertes vientos y “mareas vivas”, no fue posible en un primer momento, realizar las maniobras para rescatar el cuerpo y llevar a cabo los estudios pertinentes.

Por ello, inspectores junto con un equipo de buzos certificados, se trasladaron a la zona en la patrulla oceánica ARM-SONORA y embarcaciones tipo Defender, las cuales cuentan con el equipo necesario para las maniobras de recuperación y retiro del ejemplar, así como de la red abandonada.

Esta acción se logra como consecuencia de la instalación de la Red de Varamientos de mamíferos marinos en el estado de Baja California en el mes de noviembre pasado, y permitió que las autoridades federales llevaran a cabo las acciones necesarias para la atención de esta contingencia.