95

Ciudad de México (2 de diciembre de 2015).- Un anuncio navideño, creado por Coca Cola, fue bajado de YouTube debido a que “resulta indignante” para varios sectores de la población.

Un grupo de jóvenes llega a Totontepec, Villa de Morelos, una comunidad mixe de Oaxaca, México, quienes tienen como misión llevar un “mensaje muy especial” a los indígenas de ese pueblo, situado a 160 kilómetros de la capital oaxaqueña.

Los jóvenes traen con ellos hieleras con refrescos de la marca y trozos de madera con lo que onstruyen un árbol de Navidad con tablas rojas en el centro del poblado, y distribuyen las bebidas gaseosas como quien reparte felicidad.

Grupos que defienden los derechos de los consumidores y profesionales de la salud exigieron al gobierno mexicano prohibir el anuncio.

Concretamente, la Alianza por la Salud Alimentaria, un ente que agrupa organizaciones “preocupadas por la epidemia de sobrepeso y obesidad en México”, tal como se describe en su página web, se dirigió la petición al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Además, el organismo argumenta que la publicidad ataca la dignidad de los indígenas y contribuye al deterioro de su salud. Es que México tiene uno de los mayores índices de sobrepeso y obesidad del mundo y eso afecta particularmente a su población indígena.

La publicidad “es indignante para los indígenas”, dice Diana Turner, vocera de El Poder del Consumidor, una de las asociaciones que conforman la Alianza.

También señala que “el 81,6 % de los indígenas mexicanos se ha sentido rechazado por hablar otra lengua”; así que los jóvenes construyen el árbol de Navidad con unas luces en las que se lee: “Tökmuk n’ijyyumtat”. “Permanezcamos unidos”, significa en lengua mixe.