Ciudad de México (29 de octubre de 2015).- ¿Por qué muchas personas que beben alcohol disfrutan más de su bebida o incluso solo fuman cuando toman?; resulta que la Universidad de Missouri ha publicado esta semana un informe sobre la corelación que existe entre la nicotina y el alcohol.

Según el estudio del centro académico, uno de los efectos adversos del consumo del alcohol es la somnolencia, sin embargo, cuando el alcohol se mezcla con nicotina, se convierte en un estimulante que alienta a las personas a seguir despiertos, fumando y bebiendo.

Además, afirma que una persona que es fumadora, es mucho más propensa para consumir más alcohol, mientras que una persona que consume regularmente alcohol, es mucho más propensa a fumar, generando una correlación en la que el alcohol y nicotina se alimentan mutuamente.

fumarbeber--644x362