el-desafo-hidrulico

Foto: Especial

TEMPLO MAYOR

SE ESTÁ volviendo tan popular Juan Armando Hinojosa que si ya no la hace como empresario, a lo mejor podría concursar en Latin American Idol.

LUEGO de saltar a la fama como casero de Angélica Rivera, ahora en el Senado lo quieren poner bajo los reflectores como el constructor favorito de los gobiernos de Enrique Peña Nieto.

RESULTA QUE desde marzo el senador panista Raúl Gracia presentó un punto de acuerdo para que se transparente la obra Monterrey VI, un mega acueducto de 400 kilómetros en cuya construcción participa -¡adivinó!- Hinojosa Cantú.

EXPULSADOCCHDOS

Foto: Especial

SERGIO SARMIENTO 

“Le damos seis días a Peña Nieto para que presente su renuncia”.

Estudiantes normalistas

Un grupo de normalistas lanzó este domingo un ultimátum al presidente Enrique Peña Nieto para que renuncie antes del 30 de noviembre pues de lo contrario intensificarán sus protestas. No veo ningún indicio de que el Presidente se prepare a renunciar por lo que tendremos que alistarnos para más manifestaciones y bloqueos que, como sabemos, no afectan a los políticos pero sí a los ciudadanos de a pie.

532475_marina_armada

Foto: Especial

BAJO RESERVA

La única manera para comenzar a salir de la crisis que vive el actual gobierno es reconocer las cosas que no han funcionado. Nos aseguran que el anuncio que el presidente Enrique Peña Nieto piensa dar en los próximos días para iniciar los trabajos de diseño de una nueva política de Estado en materia de justicia y derechos humanos, tendrá como punto de partida la aceptación de las áreas que no funcionan, nos aseguran. Altos grados de impunidad, corrupción en policías y políticos, son sólo algunos de los puntos    que miembros del gabinete, legisladores de todas las bancadas y expertos en diversas disciplinas trabajarán por tres o cuatro meses para presentar una estrategia que impida que casos como el de la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa se repitan. La idea pasa, nos dicen, por desaparecer cuerpos policiacos, crear nuevas leyes, e incluso nuevas dependencias, quizá una secretaría de Justicia.

Caravana43desaparecidos

Foto: Especial

ASTILLERO 

Los placebos justicieros que dará a conocer el ex gobernador del estado de México se inscriben en el intento de control de daños que con sensibilidad de leñador está aplicando la administración federal en cuanto a los sucesos de Iguala y también en cuanto a los escándalos concatenados de la licitación del tren rápido del Distrito Federal a Querétaro (licitación luego cancelada, ante las evidencias del favoritismo hacia socios mexicanos del consorcio chino ganador) y las operaciones inmobiliarias privilegiadas de la señora Angélica Rivera Hurtado para hacerse (este verbo fue utilizado por su esposo en una conferencia de prensa) de una mansión espectacular llamada la Casa Blanca. Reformas escenográficas, logísticas, de papel, para mejorar la procuración de justicia, cargando la tinta en las malvadas corporaciones municipales, y nuevas disposicionescontra la corrupción para una lucha que a lo largo de dos años ha sido absolutamente fantasmal.

El reformismo de salva ha sido rápidamente adoptado como bandera discursiva por otros entes que tratan de encontrar salidas a la crisis nacional. El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se ha esmerado en hacer declaraciones optimistas pues, asegura, habrá de tomar decisiones el Presidente respecto a lo que no ha funcionado, a lo que se tiene que renovar, cambiar, será un anuncio importante y será esta semana, según dijo en un programa radiofónico matutino. Añadió que se tienen que hacer acciones, se tiene que modificar lo que no está caminando bien, y se tienen que tomar decisiones que modifiquen completamente este escenario respecto a donde hay debilidad del Estado mexicano, donde hay debilidad, particularmente en los municipios.

ExpulsadoCCH

Foto: Especial

CARLOS PUIG 

Acusar en exceso, “aventarle el libro completo”, dirían los americanos, es uno de los más arraigados vicios de nuestro sistema judicial. Hay una lógica fundada en la ineficiencia y falta de investigación: acusa que algo quedará. Y sobre todo, acusa grandote para tenerlos guardados un rato, que algo pasará. Quiero decir que esto no es nuevo, es una de las peores prácticas de nuestros ministerios públicos. Nadie imagina que frente a un juez federal alguien pueda probar intento de homicidio o asociación delictuosa de esos 11 en particular.

Tal vicio, por discrecional, crea su contrario, así se entiende que ni uno solo de los detenidos ese mismo día en las cercanías del aeropuerto, donde se vieron enfrentamientos de mucha violencia, siga tras las rejas.

Esos dos casos son ejemplo suficiente de la politización de la justicia. El Gobierno del DF, que detuvo a los del aeropuerto, no quiso líos y los acusó de delitos menores; el federal, vaya usted a adivinar por qué, los mandó a penales federales.

Toda una farsa que se completará ahora que salgan por las mismas razones que entraron, una decisión política, y todo quede igual.

Las consecuencias son obvias: se habrá premiado a los policías. Esos que gritaban putas a las mujeres y madreaban indiscriminadamente a quien se toparon. Se premiará a los verdaderos sujetos violentos, que eran muchos más que 11, y, me temo, no eran esos 11. Se premiará a los ministerios públicos que incomunicaron, no vieron golpes, no permitieron cambio en la defensa y mandaron a Veracruz y Nayarit a detenidos en el Distrito Federal.

Por Redacción