El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las Vegas, Estados Unidos (21 noviembre 2014).- Calle 13, la popular banda puertorriqueña, aprovechó su presencia en Las Vegas para la 15 entrega del Grammy Latino para llamar la atención hacia la violencia en México, tras la desaparición y presunto asesinato de 43 estudiantes de magisterio en Ayotzinapa, estado de Guerrero.

“Esta noche, como me enseñaron mis ídolos Serrat, Rubén Blades, Joaquín Sabina, voy a imitarlos y voy a hablar por la lucha que se lleva a cabo en México: ¡Ayotzinapa somos todos!, ¡Ayotzinapa somos todos!”, expresó Residente, vocalista de la agrupación.

“No podemos permitir que eso siga sucediendo en estos tiempos, ¡que viva México!”.

Residente (René Pérez Joglar) portó una camiseta negra con la leyenda “Ayotzinapa Faltan 43”, que vistió tras despojarse de la chamarra que usaba al interpretar “El aguante”, uno de sus éxitos.

La solidaridad de Calle 13 hacia la lucha por los hechos ocurridos en Iguala Guerrero ocurrió durante la presentación del grupo en los Latin Grammy.

Más tarde, en la conferencia de prensa que se realizó tras recibir el Premio, Residente contó que los organizadores de los Grammy le pidieron que no hablara del caso Ayotzinapa, pero que él decidió hacerlo porque “sería irresponsable no hacerlo”.

“El mensaje debe ser la responsabilidad de cualquier artista, es una irresponsabilidad de que no nos hayan dicho que no habláramos sobre ello”, subrayó.

“Lo que pasó fue un desastre que no puede quedar impune lo de Ayotzinapa, no es que yo sea político, pero no te puedes callar, es algo de derechos humanos, todos los artistas deberían de hacerlo”, argumentó el cantante.

La desaparición de los 43 estudiantes, ocurrida la noche del 26 de septiembre por órdenes del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa, María de los Ángeles Pineda, ha ocasionado la más grave crisis política en México, donde miles se han manifestado en diversas ciudades para exigir la reaparición con vida de los jóvenes.

La condena por esos hechos ha sido mundial y ha desencadenado hechos violentos en varias ciudades mexicanas, incluida la capital del país.

Con información de Telemundo