cuauhtemoc-cardenas

Foto: Especial

TEMPLO MAYOR 

¿AGUANTARÁ el PRD un trancazo como el de la renuncia de Cuauhtémoc Cárdenas? Esa es la pregunta que se hace más de un perredista.

EN ESTRICTO SENTIDO al partido no le afecta que se vaya un militante más. Pero, ¡ay, caramba!, el chiste de los líderes morales es, precisamente, su peso moral.

Y QUE el fundador del partido se vaya azotando la puerta por el mal manejo de su dirigencia no le deja mucho margen de rubor a Los Chuchos.

EL DESCONTÓN le cae en el peor momento a la dirigencia perredista, pues enfrenta un negro panorama en las urnas el próximo año, dado el alejamiento de los sectores más radicales de su electorado.

poli

Foto: Especial

SERGIO SARMIENTO 

“Qué triste que ante la adversidad la gente pida renuncias y no resultados”.

Viridiana Ríos

Está de moda salir a las calles a exigir la renuncia de gobernantes y funcionarios. Los paristas del Instituto Politécnico Nacional pidieron y obtuvieron la destitución de la directora general, la doctora Yoloxóchitl Bustamante. Otros manifestantes exigieron la renuncia del gobernador constitucional de Guerrero, Ángel Aguirre, y después de una resistencia de varias semanas el mandatario finalmente pidió una licencia indefinida.

desfile_br_219

Foto: El Universal

BAJO RESERVA 

Anoche comenzó la comunicación a varios de los invitados al desfile del Aniversario de la Revolución para informarles que sería cancelado, nos comentan. Sin mayores explicaciones, el gobierno federal sólo informó que la ceremonia de ascensos del Ejército y la Armada se realizaría en el campo Marte. Algunos de los invitados comentan que por dura que parezca esta decisión, resulta un acto de prudencia ante la actual situación que vive el país. La decisión, nos hacen notar, se da además en el contexto de las declaraciones del presidente Enrique Peña Nieto, en las que habló de la posibilidad de que algunos grupos estén realizando actos de violencia con el fin de desestabilizar al país y en contra del actual “proyecto de nación”.

008o1pol-1 (1)

Foto: La Jornada

ASTILLERO 

No es la señora Angélica Rivera Hurtado quien debe dar explicaciones políticas y a la nación respecto de lo que hizo para adquirir un terreno y construir una muy lujosa residencia en la capital del país. Ella pudo haber ganado de manera lícita el dinero suficiente para comprar la llamada Casa Blanca de las Lomas de Chapultepec y otros inmuebles de similar o mayor costo, lo que en todo caso deberá demostrar de manera amplia, integral y formal, sin necesidad de apelar a formatos mayestáticos, sino mediante la simple exhibición y desapasionado esclarecimiento del estado fiscal que ha guardado a lo largo de los más de 25 años de carrera artística que mencionó con ánimo justificatorio su marido.

Pero, a diferencia de lo que se diga, pruebe y resulte en el caso de la ciudadana Rivera Hurtado, quien no fue electa para ningún cargo de representación popular, Enrique Peña Nieto sí está obligado a explicar a la nación los pormenores de un privilegiado proceso mercantil realizado por su esposa ni más ni menos que al amparo de uno de los empresarios a los que él, como gobernador del estado de México y ahora como ocupante de Los Pinos, ha dado a ganar enormes cantidades de dinero, de las cuales siete millones de dólares apenas serían una porción.

Casa-de-Angelica-Rivero-cuesta-igual-que-la-de-Oprah-Windfrey-800x800

Foto: Especial

CARLOS PUIG 

Es reveladora la reacción de los partidos políticos frente a la revelación de la casa de los Peña comprada a un importante proveedor del gobierno.

Silencio.

En cualquier otro país del mundo, el reportaje de Aristegui hubiese sido un manjar delicioso e irresistible para la oposición, no se acabarían las conferencias de prensa, las intervenciones en la tribuna. Por mucho menos los presidentes del partido han puesto (inútiles) denuncias frente a la PGR.

El silencio ha sido estruendoso.

Por: Redacción