Ciudad de México, México (19 de Noviembre de 2021).- Este viernes, la Comisión de Justicia del Senado de la República arrancó con las comparecencias de la terna que presentó el Ejecutivo federal para ocupar la vacante que dejará el ministro Fernando Franco González Salas, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y aprobó el dictamen sobre la elegibilidad de los aspirantes.

Bernardo Bátiz Vázquez, Eva Verónica de Gyvés Zárate y Loretta Ortiz Ahlf expusieron ante los integrantes de dicha instancia legislativa, que preside el senador Julio Menchaca Salazar, los motivos por los cuales consideraron que son idóneos para formar parte de la SCJN.

En su comparecencia, Bátiz Vázquez aseguró que actuará con independencia, sin aceptar consignas, amenazas o advertencias. De llegar a ocupar el cargo, afirmó que luchará contra el nepotismo y la corrupción que existe en la Suprema Corte.

Como integrante del Consejo de la Judicatura Federal, destacó: “en el Poder Judicial nos estamos esforzando” por mejorar las estructuras para el combate de esas prácticas y para desterrar “los vicios”.

De estos males sociales, especialmente el de la corrupción, que llegó a formar parte de la estructura del poder, señaló: “nos hacen estar más atentos a atender lo que la opinión pública nos demanda”.

Dijo que estará atento a que las resoluciones que se tomen de forma colectiva estén apegadas al Estado de Derecho; y pondrá especial atención en la defensa de los derechos humanos, sin perder de vista la protección de los derechos sociales de los mexicanos.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Justicia del Senado de la República, Eva Verónica de Gyvés Zárate se comprometió, en caso de ser electa como ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a garantizar a las mujeres espacios donde su voz se escuche en igualdad de circunstancias.

Lograrlo requiere, dijo, no sólo mejorar los mecanismos de acceso sino, especialmente, fortalecer la tarea de la impartición de justicia con una perspectiva de género.

“Necesitamos más juzgadoras, porque es la mejor vía para alcanzar un sistema de justicia de puertas abiertas y accesible para todos”. 

De ser electa, Verónica de Gyvés aseguró estár convencida de que un país igualitario, en el que todas y todos aspiran vivir, debe empezar por garantizar espacios para las mujeres en igualdad de condiciones.

La abogada reconoció que el 2021 marca un nuevo parteaguas con la aprobación de la Reforma Judicial, que busca fortalecer el rol de la Suprema Corte, concentrándose en las violaciones a la Constitución y a los tratados internacionales.

“Hoy los ministros juegan un papel determinante en la impartición de justicia; quienes integren la SCJN tienen la responsabilidad de estar en la cúspide del Poder Judicial de la Federación”, lo que implica que sus decisiones guiarán el trabajo de muchos juzgadores federales y locales, las cuales deben ser exhaustivas, congruentes, firmes y oportunas, explicó. 

De llegar a ser Ministra, afirmó que será una juzgadora libre, independiente y comprometida con México, “por lo que continuaré defendiendo la autonomía e independencia del Poder Judicial de la Federación”.

Loretta Ortiz Ahlf subrayó que el avance hacia una integración paritaria de la Suprema Corte es un mecanismo necesario para materializar el derecho constitucional a la igualdad entre hombres y mujeres; sin embargo, para garantizar esto resulta imprescindible designar a una jurista plenamente comprometida con la protección y la garantía de los derechos humanos.

“Mi ejercicio jurídico ha enfocado precisamente en el estudio del derecho internacional público, derecho internacional de los derechos humanos, lo que me ha permitido desarrollar una perspectiva amplia de los retos que supone para nuestro para nuestro país garantizar los más altos estándares de protección de los derechos humanos”, expresó.

La aspirante a Ministra de la Suprema Corte aseguró que su trayectoria jurídica, académica y profesional le permitirá comprender a cabalidad la trascendencia del ejercicio jurisdiccional del Alto Tribunal, a efecto de combatir los niveles críticos de impunidad y hacer efectivo el derecho que tienen los ciudadanos de acceso a la justicia.

“De ser honrada con esta designación, habré de desempeñar las funciones bajo las premisas de consolidar los cambios de fondo al Poder Judicial Federal; reivindicar su legitimidad ante la ciudadanía y asegurar en beneficio de toda la sociedad un sistema de justicia eficaz, eficiente y cercano a las personas”, afirmó en comparecencia Ortiz Ahlf.

Quadratín México