Ciudad de México, México (18 de Junio de 2021).- El gobierno de la Ciudad de México esperará a contar con el proyecto ejecutivo de rehabilitación de la Línea 12 del Metro antes de definir si es necesario reconstruir desde cero algunas secciones del tramo elevado de la línea dorada.

Ante pregunta expresa de si serán meses o incluso años los que pudiera estar clausurada este medio de transporte, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum pidió no especular.

“No puedo especular sobre los tiempos pero vamos a ser transparentes (…) Estamos esperando el trabajo de estos ingenieros, doctores en ingeniería ya la mayoría de ellos (…) Todos queremos que sea lo más rápido posible pero por encima de todo está la seguridad (…) Lo que nosotros queremos es que la línea 12 del metro opere con todas las condiciones de seguridad”.

Sheinbaum Pardo reconoció que si bien no es “experta en estructuras, lo que es claro es que se requiere un reforzamiento” y por esta razón se conformó un grupo técnico de alto nivel.

“No podemos esperarnos a todos los estudios de aquí a que terminen. El peritaje termina en agosto de la empresa internacional, no conocemos cuáles son los tiempos de la fiscalía general de justicia y también este estudio que está haciendo el Colegio de Ingenieros con todas las sociedades técnicas (…) En este caso decidimos avanzar ya en el proyecto ejecutivo de rehabilitación, mientras se siguen haciendo los otros estudios, tanto en el tema del elevado, como algunos otros temas que se encontraron en la parte deprimida, en el túnel. Y por supuesto vamos a estar en comunicación con los trabajadores del Metro, que es muy importante que todos conozcan este proceso de rehabilitación; y en contacto con las empresas, el consorcio que construyó la línea 12, para poder ir avanzando de manera importante”, abundó.

La Jefa de Gobierno aseveró que la prioridad es garantizar la reparación integral de daño a todos los afectados y comenzar la rehabilitación de la línea 12 para que pueda entrar en operaciones de forma segura.

También apuntó que no existe una negociación con las empresas que se encargaron de la construcción del Metro en Tláhuac, sino que se hará una mesa técnica primero, una revisión tanto administrativa como penal del incidente; y posteriormente corresponderá a la Fiscalía General de Justicia determinar las sanciones que correspondan.

“No hay una negociación en este sentido. Eso tiene que ver con la fiscalía sino sencillamente hay un peritaje, hay empresas que participaron en esta construcción y estamos convocándolas para que podamos tener esta mesa técnica (…) Vamos a revisar todo, tanto administrativo como penal pero vamos primero a sentarnos en esta mesa técnica. Lo penal obviamente no nos corresponde a nosotros pero hay que sentarnos en esa mesa técnica. Creo que es importante hacerlo en función de lo que queremos es que hay una rehabilitación lo más pronto posible en este trágico accidente, y en estas revelaciones que hay sobre todos los problemas que tiene la línea 12, apuntó.

Además, Claudia Sheinbaum no ocultó que se busco al contratista favorito de la cuatroté, José María Riobóo, para participar en el comité de rehabilitación de la Línea Dorada, pues se trata de un ingeniero reconocido y que cuenta con el aval del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador.

“La mayoría de ellos son reconocidos expertos en los distintos temas. Y los buscamos para ver si participan desde el ingeniero Riobóo hasta el ingeniero Sergio Alcocer con todos los distintos representantes en diferentes especialidades distintas, de tal manera que ellos hagan el reforzamiento de la línea 12 del Metro (…) El ingeniero Riobóo es reconocidísimo estructuralista de nuestro país, reconocido por todos y hay distintos especialistas en los distintos temas. Entonces lo buscamos participar en este comité y todos ellos han decisión participar y es una garantía de que las cosas se van a hacer adecuadamente. Podríamos haber licitado una empresa etcétera, pero decidimos acercarnos directamente con los especialistas y los expertos para que independientemente de que el estudio sigue se pueda hacer este proyecto de reforzamiento de la línea 12.

Finalmente, se dio cuenta que se habilitó una segunda (T2) del Metrobus que dará un servicio emergente a 18 mil pasajeros de Tláhuac a Coyuya y prevén tener 52 unidades; 27 para la línea T1 (Tláhuac-Atlatlilco) y 25 para la T2 (Tláhuac-Coyuya) con el fin de atender de manera gratuita a la población afectada por el colapso de la línea dorada del metro.

Angel Gallegos (@gallegoso)