Ciudad de México, México (8 de Diciembre de 2020).- México tiene previsto comenzar la vacunación contra COVID-19 a finales de la tercera semana de diciembre y los primeros que recibirán la inmunización serán el personal de salud.

Según anunció el gobierno el martes, el segundo grupo prioritario serán los ancianos y se les aplicará la vacuna a partir de febrero, de mayor a menor edad y haciendo un llamamiento para que aquellas personas con factores de riesgo acudan primero, ya que la inoculación es voluntaria.

El gobierno compró 34,4 millones de dosis de la vacuna de Pfizer de las que llegarán 250.000 dosis en torno al 17 de diciembre. En cuanto arriben al país serán distribuidas por las fuerzas armadas y aplicadas de forma inmediata desde dos nodos de vacunación en Ciudad de México, en el centro del país, y Coahuila, en el centro de la frontera norte.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el proceso será “universal y gratuito” y espera poder cubrir a toda la población para finales de 2021.

Según explicó el subsecretario Hugo López-Gatell, vocero del gobierno federal para la pandemia, el jueves 10 de diciembre la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) tiene previsto analizar y, en su caso, dar el visto bueno a la vacuna de Pfizer y un día después lo hará su homóloga mexicana, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

Dada la complejidad de la logística que implica esta vacuna, en dos dosis y que exige ultracongelación, en un primer momento habrá dos puntos de aplicación, la capital y el estado de Coahuila, pero ya se está estudiando cuales serán los siguientes nodos.

El objetivo, dijo el presidente, es llegar hasta las comunidades más apartadas pero reconoció que todavía se valora la estrategia a seguir para conseguirlo.

A partir de febrero, la vacunación se hará de mayor a menor edad. De esta manera, a los mayores de 60 años les tocará en abril; a los de 50 años en mayo; a los de 40 y al resto de población posteriormente.

México tiene 1,18 millones de contagiados confirmados con al menos 110.074 fallecidos y pasa una fase de rebrote, por lo que López-Gatell también advirtió que la estrategia de vacunación podrá variarse y priorizar regiones donde la situación sea más alarmante.

El subsecretario agregó que también podría acelerarse según vayan aprobándose y llegando otras vacunas según los acuerdos bilaterales y multilaterales en los que participa el país. México, por ejemplo, tiene previsto firmar esta semana el pedido en firme de 35 millones de dosis de la CanSino, de fabricación china.

La farmacéutica Pfizer dijo recién que ya seis países de América Latina habían firmado contratos con el laboratorio para adquirir sus dosis y que estaba en conversaciones con el resto.

López Obrador, de 67 años, dijo que él se vacunará cuando le corresponda por edad, según el plan de su gobierno, a partir de febrero.

AP Noticias