Ciudad de México, México (3 de Septiembre del 2020).- El presidente López Obrador celebró y consideró que es un “hecho histórico” que la Cámara de Diputados aprobara la reforma a los artículos 108 y 111 de la Constitución, para establecer que durante el tiempo de su encargo, el Presidente de la República podrá ser imputado o juzgado por hechos de corrupción, delitos electorales y todos aquellos delitos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadano o ciudadana.

“Es un hecho histórico el que se apruebe quitar este fuero al Presidente, ojalá y se siga el mismo ejemplo y se pueda aplicar esto a otros servidores públicos, representantes populares, para que estemos en igualdad de circunstancias y actuemos como buenos ciudadanos, además de buenas autoridades dijo el presidente López.

López Obrador confió en que los senadores aprueban estos ajustes a la Constitución. “Va a pasar esta iniciativa al Senado, no creo que haya ningún problema y luego va a pasar a congresos locales”.

En San Lázaro esta reforma fue avalada por mayoría calificada de 420 votos a favor, 15 abstenciones y cero en contra.

La reforma al cuarto párrafo del artículo 111 de la Carta Magna cita que para proceder penalmente contra el Presidente de la República sólo habrá lugar a acusarlo ante la Cámara de Senadores en los términos del artículo 110 constitucional. En este supuesto, esa instancia legislativa resolverá con base en la legislación penal aplicable.

El dictamen deriva de una iniciativa del Ejecutivo federal, se fundamenta en la pluralidad de voces y considera opiniones de sectores de la sociedad que demandan justicia por los abusos y arbitrariedades de servidores públicos.

Redacción