Ciudad de México, México (15 de enero de 2020).- El entorno familiar de José Ángel, que tenía 11 años cuando el pasado viernes 10 de enero mató a una maestra y se suicidó con arma de fuego, además de herir a seis personas en el Colegio Cervantes de Torreón, es de personas involucradas con homicidios, narcotráfico, lavado de dinero, entre otros delitos, de acuerdo con una investigación del periódico Reforma.

Adrián Alanís, Secretario de Gobierno de Durango, dijo ayer que la madre del alumno que cursaba el sexto año de primaria habría sido asesinada por degollamiento y su padre estuvo preso en Estados Unidos por delitos asociados con narcotráfico.

Además, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, reveló que las cuentas de los abuelos y el padre del niño José Ángel serán bloqueadas como parte de indagatorias de presunto lavado de dinero y defraudación fiscal.

“Podemos ver que no es ningún seminarista: (José Ángel Ramos Saucedo), el abuelo, tiene 121 millones de pesos de flujo en efectivo hacia empresas; tiene recepción de flujos de efectivo por 24 millones de pesos en sus propias empresas”, dijo durante un encuentro de la Conago, al que tuvo acceso REFORMA.

El señor también había declarado que sólo posee una casa y un salón de fiestas; pero Santiago Nieto informó sobre otros bienes y delitos por los que se investiga a los abuelos del menor.

“(También se detectó) la adquisición de 6 vehículos de lujo en 2 años, 3 BMW, 3 Jeep Cherokee; además de que la abuela, la señora Rebeca Jiménez, tiene la adquisición de tres camionetas de lujo, además blindadas; transferencias de dinero hacia Estados Unidos y un problema de defraudación fiscal”.

Nieto afirmó que la UIF presentará una denuncia por los delitos de fraude fiscal y operaciones con recursos de procedencia ilícita, debido a que no está justificado el flujo de dinero detectado.

“Presentaremos la denuncia correspondiente y haremos el bloqueo de cuentas en razón de que encontramos que no hay fundamento para tener esos flujos de capital de una persona que lo que tiene formalmente registrado es una casa, un lugar de rentas para fiestas”, detalló.

El Secretario de Gobierno duranguense, Adrián Alanís , dijo a periodistas ayer que la vida del menor habría sido marcada por la ausencia de sus padres.

“Vemos la forma en que falleció la mamá del niño (Yezmine Natali Betts), quien parece fue degollada. El papá parece que también estuvo preso en Estados Unidos por cuestión de narcotráfico”, dijo.

El lunes en la noche, el abuelo de José Ángel, propietario de las armas, fue detenido en Torreón acusado del delito de omisión por el homicidio de la maestra y el suicidio de su nieto.

Con información de Reforma