Ciudad de México, México (30 de septiembre de 2019).- El Gobierno federal deja en manos de la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum las medidas a tomar ante las protestas violentas que escalen al vandalismo.

El jueves 26 de septiembre pasado, varios sujetos encapuchados vandalizaron negocios a lo largo de la Alameda Central quemando incluso una librería Gandhi, aprovechando que se realizaba una marcha conmemorativa de los cinco años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Durante su conferencia matutina en Palacio Nacional, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador dejó en manos del Gobierno capitalino el camino a seguir cuando se registren actos vandálicos en las protestas.

“Vamos a ver cómo lo instrumenta el Gobierno de la CDMX que tiene todo nuestro apoyo, van a llevar a cabo un plan con ese propósito y que nos ayuden”.

López Obrador consideró que hay “mucha inconformidad, mucha molestia por esas actitudes” de grupos mínimos que aprovechan manifestaciones legítimas para realizar su vandalismo.

“Cuando llevan a cabo un destrozo lo que quieren es propaganda, hay que estar consientes de que eso es lo que buscan, el que estemos hablando de estos temas, cuando la verdad son 100, 200 compañeros, compañeras, unos desinformados, otros muy ideologizados en extremo, es cuando los extremos se tocan y yo espero que haya una reflexión sobre esto, una discusión, un debate, en el caso de que se trate de grupos con una ideología”, mencionó.

Con información de Agencia Quadratín