Ciudad de México, México (9 de julio de 2019).- La noche del sábado, Megan, de seis años, dormía en su casa ubicada en la colonia El Manto, en Iztapalapa cuando una bala entró por el techo y la hirió.

Padres de Megan, exigen justicia, luego de tres cirugías que le han practicado a su hija en el Instituto Nacional de Pediatría.

“Una para atender el ojo, después sacar la bala, la bala le quedó en su maxilar y después empezar a atender toda la situación de su cara. Necesitan que se desinflame para que puedan proseguir ya con las operaciones estéticas”, explicó Martha López, directora de Inclusión y Bienestar Social en Iztapalapa.

La Procuraduría de Justicia capitalina ya inició una carpeta de investigación por el delito de lesiones por disparo de arma de fuego y realizó una diligencia en el inmueble donde la niña vivía con su familia, sus padres y sus tres hermanas.

“Quiero el apoyo para mi hija, el apoyo porque ante la sociedad ya va a ser una niña discapacitada que no tenía por qué estar pasando por esto. Es una niña que le gustaba leer a sus escasos seis años ya había aprendido a leer y le gustaba mucho”, indicó Celestino Garrido, padre de Megan.

En el techo de lámina galvanizada los peritos localizaron el orificio por donde entró la bala y a 60 metros del lugar, dos casquillos calibre 9 milímetros.

Mientras tanto, vecinos y autoridades coincidieron en que es común que en la colonia El Manto de Iztapalapa la gente dispare sin motivo aparente.

Con información de Agencias