Nueva York, Nueva York (11 de abril de 2019).- A pesar del brote de sarampión en Nueva York, grupos de judíos ortodoxos aseguran que la vacuna no es kosher.

Según relata The New York Times, existe el “Manual de seguridad de la vacuna“, que es una revista para los padres que desean criar a sus hijos sanos, hay falsas advertencias de que las vacunas causan autismo y contienen células de fetos humanos abortados.

“Creemos que no hay mayor amenaza para la salud pública que las vacunas“, concluye la publicación, lo que contradice el consenso científico de que las inmunizaciones son generalmente seguras y altamente efectivas.

El manual, creado por un grupo llamado Padres que Educan y Abogan por la Salud de los Niños (PEACH, en sus siglas en inglés), está dirigido a judíos ultraortodoxos, cuyas comunidades en expansión se encuentran en el epicentro de uno de los brotes de sarampión más grandes en los Estados Unidos en décadas.

Tal es la preocupación que el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, declaró este martes la “emergencia pública de salud” debido a la epidemia de sarampión que se vive en la ciudad desde octubre pasado, concretamente entre las comunidades judías ultraortodoxas que viven en Brooklyn.

“Las vacunas contienen ADN de mono, rata y cerdo, así como sangre de suero de vaca, todo lo cual está prohibido para el consumo de acuerdo con la ley dietética kosher“, dijo Moishe Kahan, editor colaborador de la revista PEACH, en un correo electrónico citado por The New York Times.

El manual de PEACH, con cartas firmadas por rabinos, se ha convertido en uno de los principales vehículos para la desinformación entre grupos ultraortodoxos. Su mensaje se comparte en líneas directas y en mensajes de texto grupales.

Con información de EFE