Ciudad de México, México (4 de marzo de 2019).- Luke Perry, el ícono de la televisión que saltó a la fama en Beverly Hills 90210, ha muerto este lunes víctima de un derrame cerebral masivo, según informa TMZ.

D01Tyo9UwAAs6Ht.jpg

El actor tenía 52 años de edad y su papel más memorable fue el de Dylan McKay en la serie Beverly Hills 90210 que pronto regresara a las pantallas.

Redacción