Ciudad de México, México (11 de octubre de 2018).-  Juan Carlos N y Patricia N, es la pareja de feminicidas relacionados con el asesinato de por lo menos 20 mujeres en Ecatepec.

Juan Carlos N y Patricia N fueron detenidas el jueves 4 de octubre en calles de la colonia Jardines de Morelos, cuando paseaban una carriola repleta de restos humanos.

Posteriormente, fueron ingresados al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Ecatepec.

Al declarar, Juan Carlos N, reveló, que junto a su pareja Patricia N mató a por lo menos 20 mujeres en Ecatepec, reconoció que aunque no cree salir de ésta, si lo logra su misión será seguir matando mujeres.

“Prefiero que mis perritos se coman la carne de esas mujeres a que ellas sigan respirando mi oxigeno. Mil veces que sigan comiendo los perritos y las ratas a que ellas sigan caminado por ahí”, aseguró en su confesión.

Destacó que lo haría por el odio que le tiene a las mujeres y porque siente la necesidad de hacerlo.

Juan Carlos ha sido catalogado como un psicópata misógino, en tanto Patricia “N”, es un mujer con coeficiente intelectual por debajo del promedio, dada su condición es considerada una persona “subnormal”, según el examen de inteligencia que se le aplicó. Y tiene antecedentes de prostitución.

Ella atraía a mujeres de cierto perfil físico y de alrededor de 25 años , les ofrecía ropa o bisutería, las llevaba a su casa y Juan Carlos las observaba, si le gustaban les pedía que se quedaran un rato más y las asaltaba.

En su declaración ministerial, Juan Carlos “N”, declaró: “Al interior del domicilio, mediante un arma punzocortante , atacaba a las mujeres degollándolas para posteriormente tener relaciones sexuales con los cuerpos sin vida.

Acto seguido, procedía a descuartizar los cuerpos, colocaba los órganos en frascos con aparente formol, indicando que algunas extremidades se encontraba en un refrigerador y otros tejidos como la carne le servían como alimento para perros. La grasa corporal y la piel la colocaba en macetas como abono para plantas. Anteriormente arrojó restos humanos en bolsas de basura en distintas ubicaciones”. También se sabe que vendía los restos óseos a santeros de la región.

Redacción