Ciudad de México, México (19 de septiembre de 2018).- Venezolanos y cubanos radicados en Miami protestaron frente al restaurante de Nusret Gökçe, el chef turco que ofreció recientemente un festín al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante su visita a Estambul, y pidieron un boicot contra este negocio.

Con banderas de Venezuela y carteles de repudio a “Salt Bae“, como es conocido el dueño del lujoso restaurante, los manifestantes lo instaron a irse de Miami, ciudad donde reside un importante número de exiliados venezolanos.

“Eso es una burla a un pueblo que está padeciendo las penurias por comida. En Venezuela no hay comida y lo más grave es que no hay cómo comprar comida”, dijo a Efe uno de los manifestantes, José Alberto Fernández.

Los participantes en la protesta, convocada por la Organización de Venezolanos Perseguidos en el Exilio (Veppex), se mostraron indignados de la “burla” que representa servir a “tiranos”.

“Chef ignorante apoyas un farsante”, gritaron sus compatriotas a las puertas del restaurante y lo retaron a llevarse el negocio a Cuba, Venezuela, Nicaragua o Bolivia.

A través de las redes sociales fue difundido un video donde se observa a Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores comiendo en un exclusivo restaurante de Estambul en Turquía disfrutando platillos del reconocido chef Nusret Gökçe, conocido como el Rey de la Sal.

En los videos de “Salt Bae” también se ve a Maduro fumar un habano extraído de una caja que lleva su nombre y decir “esto es una sola vez en la vida, ¿verdad?”.

Con información de Agencias