Ciudad de México, México (4 de septiembre de 2018).- Este martes 4 se llevará a cabo la primera sesión ordinaria en ambas cámaras del Congreso de la Unión, luego de que el pasado sábado primero de septiembre se inauguraron los trabajos del Primer Año de Ejercicio Legislativo de la 64 Legislatura.

El planteamiento principal será el Acuerdo de Austeridad Republicana en una sesión que se prevé de hasta cuatro horas. Para dar el ejemplo, el presidente de la Mesa Directiva, Martí Batres Guadarrama, aseguró que no tendrá vehículo del Senado de la República ni escolta ni guardaespaldas. Tampoco cargará su alimentación al erario.

Por el hecho de ser Presidente de la Cámara Alta, pondrá el ejemplo de austeridad y se suspendera la distribución del bono de 50 millones de pesos entre los 128 senadores para la compra de vehículos, computadoras personales y asesores.

Los morenistas no encuentran justificación alguna que iniciando su encargo de representación popular, ya tenga acceso a un carro nuevo de 250 mil pesos, a una computadora de 25 mil pesos y a un bono por inicio de labores de 117 mil pesos.

El Presidente del Senado aseguró que seguirá transportándose en su mismo vehículo Tiida, “ya medio destartalado”. No lo cambiará por el momento. De ser así, de todas maneras se ceñirán a un esquema de austeridad con un vehículo austero.

En el caso de las Comisiones, tampoco los Presidentes tendrán sobresueldo. Eso sí, se apoyará el trabajo de los legisladores. Es decir, los senadores que cuenten con asesores los contratará el Senado de la República y se apoyará a quienes que cuenten con su casa de atención ciudadana.

Todo está viendo Morena en este periodo de sesiones ordinarias en el que de entrada bajará el presupuesto general en un 30 por ciento con ajustes en diversas áreas, sin afectar derechos de los trabajadores ni actividades sustantivas del Senado.

Con información de Agencia Quadratín