Ciudad de México, México (10 de agosto de 2018).- El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, declaró, tras su segunda reunión el día de ayer con el presidente Enrique Peña Nieto, que se acordó comenzar a trabajar en la creación de la Secretaría de Seguridad Pública y la designación del nuevo fiscal anticorrupción y electoral.

López Obrador comentó en conferencia de prensa, que una vez que entre en función la nueva legislatura, el presidente Peña Nieto enviará la iniciativa para la creación de dicha secretaría y que sea deliberada por congreso.

“Llegamos al acuerdo con el Presidente Peña de que para ganar tiempo desde el inicio del nuevo período de sesiones con la nueva legislatura se van a presentar iniciativas de reforma a las leyes con el propósito principal y especifico de que se apruebe la creación de la Secretaría de Seguridad Pública, de modo que el día 1 de diciembre que tomemos posesión como Presidente constitucional, tengamos ya este instrumento, esta Secretaría, que no perdamos tiempo”, explicó el presidente electo.

Además, López Obrador le pidió al presidente constitucional comenzar a trabajar en la designación del nuevo fiscal anticorrupción y delitos electorales, para una vez que él tome posesión el próximo primero de diciembre inicien labores.

El próximo jefe del Ejecutivo Federal manifestó que el Senado determinará quién será el próximo fiscal anticorrupción, de entre 10 contendientes en lo que se encuentran la terna que propuso desde su campaña.

Además adelantó que el próximo 20 de agosto fijaron una reunión con el gabinete actual y el próximo gabinete para concordar temas que ayuden a la transición, sin que se afecten los sectores financieros y de seguridad.

En otro tema, Andrés Manuel López Obrador notificó al Presidente de la República que él será protegido por un equipo de Ayudantía integrado por 20 profesionales, quienes en su mayoría no cuentan con una formación en temas de seguridad pero serán capacitados para funciones de protección.

Los encargados de su custodia se encuentran actualmente en proceso de selección, serán 10 mujeres y 10 hombres cercanos al presidente electo y deberán tener un nivel de estudios de licenciatura.

De esta manera, el Estado Mayor Presidencial se integrará a la Secretaría de la Defensa Nacional y ya no estarán a cargo de la seguridad del Jefe del Ejecutivo, y los recursos que ahorren por está modificación serán destinados a los diversos proyectos estratégicos.

Su equipo de seguridad funcionará a partir del próximo 16 de septiembre cuando inicie su gira de agradecimiento por el país.

DBA
Con información de Agencia Quadratín