CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO (12 de abril de 2018).- El candidato presidencial de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, admitió que el país sufre un agotamiento de su sistema político, esto en medio de un serio problema de corrupción y desigualdad.

Rodeado por cientos de alumnos en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), el aspirante señaló que la inseguridad y violencia en el territorio nacional han llegado a niveles insostenibles. Incluso apuntó que en los últimos 20 años no se habían tenido reportes tan altos como los registrados en 2017 y en los primeros meses de este año.

Reiteró también la crisis de empleos bien remunerados, al recordar que de cada millón 200 mil personas en busca de trabajo, solo 742 mil lo logran. Esta situación, apuntó, “solo provoca la precarización del salario”.

Para atender la situación, Anaya Cortés subrayó en su apuesta por incentivar la inversión productiva, reducir la desigualdad, hacer valer en estado de Derecho, y preservar la estabilidad macroeconómica así como garantizar la autonomía del Banco de México.

Ricardo Anaya también consideró necesario prohibir al gobierno el uso de dinero en efectivo y garantizar la trazabilidad de los recursos que dispone; así como una reforma a la Constitución para que ésta sea autónoma e independiente del presidente y de los poderes.

Los universitarios no esperaron por expresarle sus dudas y cuestionar al abanderado. Incluso, uno de ellos le preguntó sobre las virtudes que ve en sus competidores.

“De Margarita debo decir que es una mujer sensible, de Andrés Manuel López Obrador que es muy perseverante; y de José Antonio Meade, sin lugar a dudas, su mayor virtud es ser egresado del ITAM. El Bronco es entrón y es valiente… Le va a poner sabor a la contienda”, admitió.

Finalmente y sobre el cuestionamiento sobre el ingreso básico universal, Ricardo Anaya dijo que “es una propuesta en la que sí creo”, y que merece discusión.

Con información de Ángel Gallegos