Skip to content

¿Qué hacer después de un sismo?

CIUDAD DE MÉXICO (08 de septiembre de 2017).- Además de calmarnos tras el susto que vivimos en México por el temblor de 8.2 grados de este jueves, debemos cumplir con otras medidas para evitar cualquier incidente mayor.

De acuerdo con las recomendaciones que constantemente nos hacen las autoridades de Protección Civil, lo primero que debemos de revisar es cualquier daño estructural en nuestras viviendas. Son grietas, levantamientos de concreto, caída de material, cualquier detalle que podría debilitar y representar un riesgo para nosotros y nuestras familias.

En caso de encontrar afectaciones importantes, la recomendación es salir del inmueble y reportarlo ante las autoridades correspondientes para que hagan la revisión y tomen las medidas pertinentes.

Además, debemos revisar las instalaciones de luz, agua y gas, éste último es un punto delicado ya que cualquier fuga representa el riesgo de una explosión. Para conseguirlo hay un truco muy conocido: poner agua con jabón diluido en todas las tuberías de gas, si se forman burbujas podemos comprobar la presencia de fuga. En ese caso, se deberán cerrar las tomas hasta que se repare el daño.

Es de vital necesidad no prender cualquier fuente de fuego o chispa si no se ha hecho la prueba en las instalaciones de gas.

Respecto al sistema eléctrico, lo pertinente es checar si hay algún falso en la instalación o si se han cortado los cables, tal vez, por la caída de una barda. También es importante revisar si los transformadores de energía cercanos a nuestra vivienda se encuentran en buenas condiciones.

Además, se deberá evitar tocar o pisar cualquier cable suelo o caído.

En caso de comprobar alguna mancha de humedad o directamente una fuga de agua, lo lógico sería cerrar las tomas del recurso en la vivienda y reparar (o mandar reparar) el desperfecto.

Recordemos que tras cualquier movimiento telúrico, las líneas telefónicas se encontraran saturadas (porque todos tratamos de comunicarnos con nuestros seres queridos). Por ello, dale unos minutos a que se restablezca el servicio y se liberen las vías. Respecto a la comunicación por celular e internet, pasarán unos minutos antes de retomar la señal por lo que es importante mantener la paciencia.

Sobre todo, le pedimos tener prudencia y atender las recomendaciones de las autoridades de su entidad o municipio. Para ello es importante hacerse de un radio de baterías, con la finalidad de mantenerse informado en caso de apagones.

Cualquier desperfecto, fuga, o reporte de lesionado o desaparecido lo reciben en el número de emergencias 911 a nivel nacional, o en Locatel 56 58 11 11.

 Piense en su salud y en la de los suyos.

Por la Redacción

A %d blogueros les gusta esto: