Ciudad de México (15 de junio de 2016).- La Cámara de Diputados aprobó un acuerdo de la Junta de Coordinación Política por medio del cual rechaza enérgicamente las desafortunadas declaraciones realizadas por el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, alias El Bronco.

Durante un evento encaminado a la prevención de embarazos en la entidad, el gobernador dijo a los padres de familia que “a las niñas gordas nadie las quiere”.

Los legisladores no fueron tan comprensivos con El Bronco. Calificaron sus dichos como discriminatorios y violatorios de los derechos humanos. Por esta razón, solicitaron la intervención del Consejo Nacional para Prevenir La Discriminación (Conapred) a fin de fincar responsabilidades al mandatario.

“Estas declaraciones son discriminatorias y violentan los derechos humanos, así que pido a mis compañeras legisladoras que se unan a esta petición porque ya no queremos más bullying”, expresó desde su curul la diputada Brenda Velázquez, al terminar la sesión.

Por J. Ángel Gallegos