Ciudad de México,(30 de mayo de 2016).- Un gorila fue “sacrificado” en el Zoológico de Cincinnati luego de que un niño de 4 años cayera en la jaula del animal de 181 kilos.

El niño, todavía en el agua, miraba hacia arriba mientras el animal le tocaba la mano y la espalda. En un momento parecía que Harambe, el gorila, ayudaba al menor a levantarse.

El animal se lo llevó cargando a otro punto dentro de la zona de exhibición, dijeron autoridades del zoológico; temiendo por la vida del menor, el personal del zoológico decidió dispararle al gorila de 17 años.

Autoridades del centro dijeron que el pequeño cayó tras trepar la valla de la muestra Gorilla World el sábado por la tarde.