Ciudad de México (12 de abril de 2016).- Un inversionista contrató  al famoso físico Stephen Hawking y al fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, para ayudarlo con un plan futurista para la búsqueda de vida en el espacio exterior.

Yuri Milner, inversionista ruso, anunció el proyecto de $ 100 millones de dólares el día de hoy. Está dirigido a establecer la viabilidad de enviar un pequeño enjambre de naves espaciales, o “nanocohetes” las cuales pesan menos de una onza cada una, al sistema estelar Alfa Centauri.

Con tecnología a partir de un enorme láser, basada en la Tierra, la nave volaría a aproximadamente un quinto de la velocidad de la luz. Su objetivo sería un planeta con potencial para la posibilidad de vida.

La nave tomaría 20 años para alcanzar el sistema de estrellas, donde podrán hacer observaciones y enviar datos.