Ciudad de México (19 de octubre de 2015).- Un juego de “policías y ladrones” se convirtió en una escena de crimen en Chicago el sábado por la noche, luego de que un niño de seis años de edad, tomara el revolver de su padre y le disparara a su hermano de tres años y le quitara la vida, según informó la policía.

El padre de los menores es Michael Santiago, expandillero de 25 años quien compró el revolver para la protección de sus familia, y lo ocultaba en la parte superior de su nevera, según dijo el diario Daily News; actualmente es gerente de un restaurante llamado Papanicolaou Ray Pizza y junto con sus esposa, dejaron a los pequeños “solos unos minutos”.

El niño Elian, de 3 años y su hermano mayor se encontraban jugando cuando disparó el arma accidentalmente, lo que provocó que su padre, Santiago, fuera acusado por imprudencia grave,

“Estaba en estado de shock”, George Rayyan, un amigo de la familia, dijo a las noticias. “No podía entender su esposa, que estaba llorando mucho.”