Ciudad de México (8 de septiembre de 2015).- Sigifredo Nájera Talamantes, líder de Los Zetas y apodado “El Canicón“, murió el día de hoy al interior del penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México luego de sufrir un ataque al corazón tras sufrir un episodio epiléptico, ya que padecía la enfermedad.

El Canicón se hospedaba en la celda número 19 del área de “Tratamientos especiales”, mientras que Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera dormía en la número 20, durante su corta estadía en la prisión de supuesta alta seguridad.

Talamantes, líder de Los Zetas, fue capturado el 20 de marzo de 2009 en Saltillo, Coahuila por el Ejército Mexicano tras un operativo; Canicón era acusado de tráfico de personas, de estupefacientes, además de ser el responsable de varias muertes de policías, así como de un ataque a las instalaciones de Televisa en Monterrey.