Ciudad de México (14 de agosto de 2015).- Como es viernes, pensamos que es buena idea regalarles una sonrisa con este súper descuido de un estudiante y por si fuera poco, en un salón tipo auditorio; resulta que el jovencito no se aguantó a llegar a su casa y decidió poner un poco de videos sucios, pero no se había dado cuenta que no solamente él escuchaba el audio.

Sus compañeros de clase, al menos reconocieron su valor de poner un video porno en plena clase de matemáticas, y las imágenes adquirieron un valor agregado, cuando al irse apenado, se llevó una ovación no menos parecida como cuando el torero da la vuelta al ruedo.